parecía un rimbaud sin cerebro